CUNDI MUNICIPIOS

BOJACÁ

Gan Bojacá...Ganamos Todos

Alcalde

Juan Carlos Gaitán Chiriví

Despacho del Alcalde

contactenos@bojaca-cundinamarca.gov.co

Dirección: Carrera 7 No 6 - 06

Número de telefono: (57 1) 824 31 40

Web: http://www.bojaca-cundinamarca.gov.co/

escudo
bandera

Nuestro Municipio

Bojacá, que en el lenguaje de los chibchas significa “cercado morado” y que en tiempos anteriores a la conquista debió poseer gran importancia económica, social y religiosa. Las inscripciones halladas en las piedras denominadas de Chivo Negro, muy cerca del área urbana, tienen un gran especial interés arqueológico; allí se puede observar una variedad de signos trazados en ocre o alguna resina vegetal desconocida actualmente. Según la información conocida; se presume que fue fundada por don Gonzalo Jiménez de Quezada en el año de 1537. Posteriormente este territorio fue repartido en tres encomiendas, Bobacé, Bojacá y Cubiasuca, y en el año 1602 fueron unidas con el nombre de Bojacá, para lo cual se comisionó al oidor Luis Enríquez. En 1776, el pueblo de indios de Zipacón fue llevado a engrosar la población de Bojacá. En el año de 1739 el español José Pérez, trajo de la ciudad de Granada, la imagen de la virgen, que actualmente es venerada con el nombre de Nuestra Señora de la Salud de Bojacá. El convento Agustino, es una joya arquitectónica del siglo XIII, construido según los lineamientos del estilo románico, con arcos rebajados sobre columnas de piedra, con capitel y paredes labradas, igualmente posee una valiosa colección de pintura religiosa colonial. En el presente siglo es famoso Arturo Valencia Zea, nacido en Bojacá en 1913, abogado, catedrático universitario y magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

Bojacá en lengua chibcha quiere decir cercado morado, según Acosta Ortegón, Miguel Triana dice que Moxacá engendra el actual nombre de Bojacá, que deriva de boxio, morado y ca, cercado, o sea cercado morado. El nuevo pueblo indio se formó de la unión de los poblamientos aborigenes en Bojacá, Bobucé y Cubiasuca en 1602, cuando por auto de Audiencia para tal efecto fue comisionado el Oídor Luis Enriquez. El primer curato de Bojacá fue de los dominicos habiendo sido su doctrinero Fray Francisco Atúnez; en 1645 los permutaron por el de Cáqueza con los Agustinos. El 11 de agosto de 1629 libró un despacho por el cual se mandó hacer la iglesia para el pueblo, construída en piedra y tapia cubierta de teja. La iglesia fue construída por Hernando de Mayorga. La iglesia todavía conserva sus rasgos originales, sus altares fueron tallados en madera dorada en el siglo XVIII. En 1739 el español José Pérez trajo de la ciudad de Granada España una imagen de Nuestra Señora de los Dolores o Virgen de las Angustias, que instaló en el oratorio de su hacienda "Cortés". Al morir el 23 de junio de 1757, siendo Cura Fray Luis Acuña, la imagen fue trasladada a la iglesia y con el nombre de Nuestra Señora de la Salud de Bojacá la entronizaron en el altar mayor. En el año de 1776 se ordenó la extinción del pueblo de indios de Zipacón y su agregación a Bojacá. El 18 de diciembre de 1778 llegó de visita el Fiscal Moreno y Escandón a tomar relación de los indios, el padrón dió un total de 881 indios y 199 españoles o vecinos. HECHOS NOTABLES Del pueblo de Catibu, que tenía caracter de virreinato de Bojacá en 1773 era Alcalde pedáneo Pedro Zapata. Y en 1808 lo era Juan Antonio Bermúdez. Desde lejanos tiempos se explotan en Bojacá piedras de canteras para la construcción de varias iglesias y edificios de Bogotá y otros lugares. Entre los célebres Curas de Bojacá figuran Diego Francisco Padilla, de alguna cultura, Párroco durante más de veinte años hasta su muerte allí el 9 de abril de 1829 y Fray José María Salavarrieta, hermano de la Pola, era ecónomo en 1833, quien por entonces era acusado de actuar en política, luego fue ascendido a Párroco, cargo que ejerció hasta 1939. Días después de la conspiración de septiembre de 1828 el Libertador Simón Bolívar buscó reposo en la hacienda de "Cortés", a pocas cuadras de la plaza, que le ofreciera Don León Umaña. Allí permaneció unos veinte días, durante los cuales expidió quince Decretos de alta trascendencia. Además escribió varias e importantes cartas políticas, en algunas de las cuales condenaba abiertamente al General Santander y criticaba la situación de la Gran Colombia, casi todas dirigidas al General Rafael Urdaneta. Anexo a la Casa Cural está el viejo convento Agustino, en el que hubo seminario teologal y noviciado, cuyas instalaciones están a continuación de una nueva edificación. En el segundo piso está el Museo Colonial, organizado en 1948 por el Provincial Fray Candido Borja.

Sitios de Interés

Municipio

Bojacá Parque

  Conocer más...

Últimas Noticias

Últimos Eventos

Suscribase a nuestro boletín    ... y reciba toda la información de su municipio