CUNDI MUNICIPIOS

CUCUNUBÁ

Cucunubá Productiva y Social

Alcalde

Sandra Liliana Jara Alonso

Despacho del Alcalde

contacto@cucunuba-cundinamarca.gov.co

Dirección: Calle 3º No 2 - 33

Número de telefono: (57 1) 858 00 24

Web: http://www.cucunuba-cundinamarca.gov.co

escudo
bandera

Nuestro Municipio

Cucunubá en lengua chibcha quiere decir semejanza de cara. Unos dicen que el cerro al cual está recostado el poblado, uno de los siete que lo circundan, cuyos nombres muiscas adelante se dan, visto de lejos tiene figura de cara.

Había allí dos poblamientos indígenas, Cucunubá y Bobota, cuyo primer encomendero fue Juan de Montalvo, último sobreviviente de la Conquista.

El cumplimiento de la Instrucción sobre fundación de nuevos pueblos de Indios dada por el Oidor Tomás López el 20 de Noviembre de 1559, el 27 de Abril de 1577 la Audiencia comisionó a Rodrigo Téllez de las Peñas como Juez poblador para hacer una población de los repartimientos de Cucunubá y Bobota por auto que decía:

En los linderos generales del resguardo de Cucunubá se determinan 7 cerros por los siguientes nombres: Fumbraguila, Tuguagula, Foquegula, Cucuachonchiquia, Guaguachiquia Tiguavita y Chiangosguala (Tierra C, T. 46 f. 486 y Visitas C, T, IV f 117. V).

Fundación del Actual Pueblo.

El oidor Visitador Luis Enríquez el “17 de julio de 1600” en Zipaquirá, pueblo que acababa de fundar, proveyó auto de vita a los de Tausa, Suta, Ubaté, Cucunubá, Bobotá, Fúquene y Nemoguá y otros, por el cual mandaba a los encomenderos que cuatro días después de notificados del mismo congregasen a los indios de sus respectivos pueblos.

El día 26, terminada su visita a Nemocón, salió de este pueblo para el “ Rincón de Ubaté” como se llamaba este valle, y llegó a Tausa y al anochecer a Suta, donde pernoctó.

Al siguiente hizo comparecer al Cura Cristóbal Rodríguez, doctrinero deTausa, Suta, Cucunubá y Bobota, en cada uno de los cuales oficiaba tres meses al año, quién manifestó al Oidor “que todos estos dichos pueblos se hiciese uno grande para que todos Juntos tuviesen siempre Doctrina y viviesen en forma de españoles con policía y que el temple del sitio de este dicho pueblo de Suta es bueno y sano y tiene agua y leña suficiente y la tierra es fértil y abundante, y que la hay desde este pueblo a los de Cucunubá y Bobota es doblada y áspera y muy Fragosa”. ( Visitas C, T XIII fl. 763/63).

Este mismo día Enríquez salió para Ubaté “ y fue caminando por el camino real “ y llegó a los aposentos de Gonzalo de León Venero y Bartolomé de Mazmela. Lo acompañaba el escribano Rodrigo Zapata.

Sitio para la fundación.

Visto que no había pueblo ni iglesia y que estaba dispuesto fundar un nuevo pueblo formado por los indios de Cucunubá y Bobota, Enríquez, acompañado de los oficiales de la visita, caciques y capitanes y del interprete Blas Martín, fue a buscar el sitio para ella, diligencia de la cual el Escribano levantó acta que dice:

“En el dicho pueblo de Cucunubá a dos días del mes de agosto de mil seiscientos años del dicho licenciado Luis Enríquez ... partió de la plaza de este dicho pueblo para ver el sitio y tierras del para informarse, de uno bueno para la fundación estos dichos pueblos, y fue por el camino real del dicho pueblo que vio por vista de ojos las tierras, el sitio y asiento de este dicho pueblo de Cucunubá e las vio todas sembradas de trigo, ganado y ocupadas todas con sementeras, y estando presentes los caciques y capitanes del dicho pueblo de Cucunubá y del de Bobota, que de uno a otro habrá media legua poco menos de distancia, y el dicho Señor Oidor les preguntó que donde les parecía buen sitio para que se poblasen ambos pueblos y los de suta y Tausa de la encomienda de Gonzalo de León Venero para que todo se hiciese un pueblo grande y fuesen doctrinados suficientemente en una iglesia que para todos se ha de hacer, y respondieres que el sitio del pueblo de Bobota, que era bueno y suficiente para todos y donde más cerca estaban los de Suta y Tausa y que era sitio seco, enjunto y bueno... que ellos estaban prestos a cumplir lo que se les mandase... y visto por el dicho señor Oidor lo susodicho se volvió al dicho pueblo de Cucunubá hoy dicho día.

Testigos el Padre Cristóbal Rodríguez, doctrinero de este dicho pueblo y Bernardino de Rojas y Vitorio de Vilagoméz y Gonzalo de León Venero, y otras muchas personas que se hallaron presentes. Él yo el escribano que doy fe. Ante mi Rodrigo Zapata” (fl 777.v./ 78).

Acta.

Escogido el sitio de Bobota para asiento del nuevo pueblo que vino a llamarse Cucunubá, formado por el poblamiento de este nombre y los de Bobota, Tausa y Suta“ dicho día 2 de Agosto de 1600 el oidor Luis Enríquez profirió el auto de población.

Construcción de Iglesia.

El mismo 2 de Agosto el oidor Enríquez contrató con el Alarife Juan Gómez de Grajeda la Construcción de una Iglesia“ en el pueblo y sitio nuevo de Cucunubá y Bobota en la parte que por el dicho señor Oidor fuese señalada para que en ella se doctrinen los indios de los dichos pueblos y los de Suta y Tausa, que todos se han de poblar juntos”, la cual ha de ser de“ cimientos y zanjas al anchor de vara y media”, de 54 varas de largo, 12 de ancho y 6 de alto, con 11 estribos y conforme a las especificaciones contenidas en la escritura. (fl 780/83 y Visita C. T V fl 778).

El 28 de Agosto de 1601 Gómez de Grajeda traspasó el contrato de esta iglesia y de las de Simijaca y Susa al albañil Juan Gómez de Narvaez (Visitas C. T, XIII fl 862).

Procesos de Poblamiento.

Del análisis se deduce que el proceso de poblamiento inicial del territorio de Cucunubá antes de la llegada de los españoles, estuvo habitado por las comunidades muiscas y que para el periodo de las fundaciones coloniales se hicieron varios intentos por fundar el poblado en 1.578 y 1.586 y que tan solo en 1.600 y que por intersección del Oidor Luis Enríquez se elaboró el acta de fundación y se iniciaron los trazados del poblado y el 2 de Agosto del mismo año la construcción de la Iglesia, localizada en el mismo sitio y dimensión que la que hoy se encuentra.

El área donde se implanta el poblado se caracteriza por ser un “recinto” geográfico de tierras planas enmarcado por siete cerros y encerrado por las peñas rocosas de Punta de Peña y Media Luna rebordeadas por las lagunas de Cucunubá y de Palacios.

Este pequeño valle está recorrido por las quebradas de Pueblo viejo, Quebrada Grande, Aposentos, La Toma, Q. Chuncesia y Quebrada la Chorrera y todas sus aguas alimentan la laguna Cucunubá. En realidad el sitio fue escogido al estar protegido por el sistema montañoso, tener suficientes aguas, poseer tierras y además permitirle a los indios vivir en poblados de españoles, catequizarse en la religión y seguir cultivando sus tierras.

El casco Urbano se localizó teniendo en cuenta los antiguos caminos que conducían de Suesca - Chocontá a Lenguazaque y a partir de ellos se localizaron las 8 manzanas iniciales; se centró la plaza principal (Area de Mercado) y en su costado oriental se localizó la iglesia y a su lado la casa del cura y en el otro lado la del Cacique Principal, en el marco de la Plaza la vivienda de los capitanes, y luego en línea recta, en manzanas de 80 varas encuadro, las casas de los Indios con despensa, cocina y corral.

En realidad los españoles no previeron jamás hacer construcciones sobre las áreas del piedemonte y realizaron sus viviendas en terrenos planos y en áreas que no sobrepasaran 10 o 15 % de inclinación del terreno, dados los sistemas de construcción por ellos conocidos; esta situación remite a Cucunubá como un poblado de gran homogeneidad en sus perfiles urbanos y con gran contraste y belleza en las áreas del entorno natural. De esta manera tenían límites naturales muy precisos como eran la quebrada de La Toma y los Cerros de Peña La Sota y el Cerro de la Capilla; se supuso, que de crecer el poblado lo debería hacer siempre sobre las tierras planas y permitirle a las Montañas ser el telón de fondo de lo Urbano.


Últimas Noticias

Últimos Eventos

Suscribase a nuestro boletín    ... y reciba toda la información de su municipio