CUNDI MUNICIPIOS

NIMAIMA

Juntos por la unidad y el Desarrollo

Alcalde

Danilo Andres Rocha Enciso

Despacho del Alcalde

contactenos@nimaima-cundinamarca.gov.co

Dirección: Calle 3 Carrera 3 Centro

Número de telefono: (57 1) 843 30 75

Web: http://www.nimaima-cundinamarca.gov.co

escudo
bandera

Nuestro Municipio

Nimaima, cuyo nombre en lengua Chibcha significa “Gorjeo de Gigante”, cuna de panches bajo el cacicazgo del legendario Síquima  Nimaima o Anamay el cual cuenta la leyenda se enterró vivo junto con sus tesoros.

Sus primitivos pobladores fueron los Nimaima, de la nación Panche. Cuando entró a sus dominios la expedición de Hernán Pérez de Quesada Fieros Nimaima se abalanzaron sobre el capitán Antonio Díaz Cardoso y lo levantaron en vilo junto con su cabalgadura, acción que les infundió pavor y puso en retirada.

La locución Nimaima aparece por primera vez en 1547, registrado en algunos textos historiales, correspondiente a una comunidad nativa de una zona indeterminada en las laderas de Río Negro por un costado y en las cercanías de Nocaima y Sasaima por el otro lado. Así lo describen en los recuentos que hace relación a la conquista de los Panches por parte de los Españoles. Guiados por el afán de encontrar el dorado, oro y esmeraldas.

Los Panches o Tolima son un pueblo amerindio, que habitaba en ambas riberas del río Magdalena y su cuenca desde la hoya del Gualí al noroeste y del río Negro al noreste, hasta la hoya del río Coello al suroeste y Fusagasugá al sureste. Se le ha considerado culturalmente similar a los pueblos Caribes pero no lingüísticamente. Descritos por los conquistadores españoles como temibles guerreros, antropófagos cuya vida giraba en torno a la guerra.

Su organización política era de tipo tribal, esto significa que no tenía una gran diferenciación jerárquica dentro de la sociedad, ni existían líderes que dominaran políticamente grandes territorios o súbditos.

La nación Panche estaba conformada por las tribus Tocaima, Anapuimas, Suitamas, Lachimíes, Anolaimas, Síquima, y otros.

El 16 de marzo de 1595, el oidor Miguel de Ibarra reunió en Sasaima a los indios de Doyma y Nocaima, y de otros repartimientos entre los que comparecieron los Nimaima, quienes por conducto de su teniente, Don Cristóbal Fixo le reclamaron las tierras que han venido poseyendo por el lado del camino que va a Vergara. El oidor Ibarra les adjudicó resguardo en ese año.

El 23 de Septiembre de 1604 llegó de visita a Sasaima el oidor Alonso Vásquez de Cisneros y reunió los indios de Sasaima, Nimaima, Nocaima y otros, a todos los cuales hizo la descripción con el fin de informarse de su estado social. El encomendero de los Nimaima era Don Juan de Orejuela. Los Nimaima estuvieron poblados en Nocaima desde la fundación en 1605, con los Chapainilla, Nimaima, Pinzaima, Calamina y Ubima. Por el año 1621 ya tenían su propio pueblo en el que Vivian 186 indios repartidos en 5 reducciones. Conforme a la información de la visita y el concepto sobre creación de dos doctrinas en dicha comarca, previa aprobación del Presidente Juan de Borja. El 19 de octubre de 1604, el arzobispo Arias de Ugarte por decreto de 3 de noviembre siguiente dado en Oicatá, creó las doctrinas de Sasaima y Nimaima.

Últimas Noticias

Últimos Eventos

Suscribase a nuestro boletín    ... y reciba toda la información de su municipio