Linna Chaparro

Linna Chaparro

Colombia, 2019-04-13

Botero, un documental que todo colombiano debería ver

Ver el documental “Botero: una mirada íntima a la vida y obra del maestro” (Ir al thriller) es  toda una experiencia. Quizás todos los colombianos sabemos quién es Fernando Botero, sabemos que es un pintor reconocido, muchos dicen: “el de las gordas”. Muchos otros (sobre todo en su tierra natal, Antioquia) saben de su generosidad al donar todas las obras que ha donado, pero muy pocos conocen las peripecias del maestro, su todo por el todo en la terca decisión de vivir del arte, los temas que lo conmueven, sus conceptos artísticos y sobre todo: cómo llegó a la técnica de pintar con volumen y dejar esa huella personal que conocen alrededor del mundo.

Eso lo logra el documental dirigido por el canadiense Don Millar, que consigue en la cinta de 82 minutos, recoger la parte humana del artista, sus facetas, su filantropía -que nos asombra todo el tiempo y nos hincha el pecho de orgullo- su rol como esposo, padre y abuelo, y el descubrimiento de 305 obras de arte y más de un centenar de piezas inéditas que nos enamoran de Fernando Botero como artista, como colombiano y como ser humano.

Alejado de los vicios comunes de los artistas y demostrando que la disciplina y la pasión son el principal insumo para hacer realidad sus 70 años de vida artística, Botero logra inspirarnos en el documental, nos alegra, incluso al algunos nos conmueve hasta las lágrimas, pero sobre todo, nos hace reflexionar sobre el aporte cultural tan importante que esta tierra le ha dado al planeta. No somos conscientes de que tenemos el artista vivo que más exposiciones ha hecho en el mundo, el creador de todo un estilo figurativo en la pintura y la escultura, un hombre que cuando sale a caminar por la ciudad en la que vive (Pietrasanta, Italia), es saludado y admirado por todo el que le conoce.

Si está buscando inspiración, este documental es para usted. No busque la motivación en la superación personal, conocer la vida y obra de Fernando Botero -sin necesidad de ser un conocedor de arte- es un momento de dicha y esperanza que vale la pena atesorar. Le espera un rodaje de 10 ciudades, 6 países y toda una vida de amor al arte. No deje de verlo.

Por: Hope Fonts

Escritos del mismo autor:  Viaje a la nadaFARC sin la A, un nuevo paso,  Un café para el almaEllaSala de espera,una reseñaCarta abierta a Álvaro Uribe VélezExtraordinaria desnudezA mis hermanosMi Ricardo Silva personalEsperanzaEl Secreto de las mujeres hogareñasInternet, nuestra propia burbuja personalLos tiempos de los chupamediasUn homenaje a mi “agüelita”. El lenguaje no sexista, un manifiesto. El dolor, una visión cerebralLa Política del entretenimientoSí, todavía sigo en la modisteríaLos diálogos de Borges y Sábato, un bonito verano porteñoRetazosRoma, una joya brillante y dolorosaNuestra postalRace, otra reseña.

Cargando...