Feliz cumpleaños municipio de San Francisco

Responsive image
22, NOV

San Francisco de Sales es un municipio colombiano del departamento de Cundinamarca, ubicado en la Provincia del Gualivá, a 55 km al noroccidente de Bogotá. Es el cuarto municipio más poblado de la Provincia, con una población estimada en 2005 de 8.187 habitantes. Tiene una superficie terrestre de 118 km². Limita por el norte con Supatá, por el oriente con Subachoque y El Rosal, por el sur con Facatativá y por el occidente con La Vega. El municipio de San Francisco es conocido por albergar más de treinta especies distintas de colibrí.

Geografía

El municipio presenta como divisiones administrativas el sector urbano, compuesto por la cabecera municipal con 2.851 habitantes y el sector rural, con 5.336 habitantes, formado por la veredas de Arrayán, El Peñón, Juan de Vera, La Laja, Muña, Pueblo Viejo, Sabaneta, San Antonio, San Miguel y Tóriba. Sus tierras están comprendidas en los pisos térmicos templado, frío y piso bioclimático páramo bajo. El municipio presenta una temperatura media de 20 °C en la mayor parte del territorio, con una precipitación media anual de 1.493 mm. Está ubicado a 55 km de Bogotá D.C.; esta distancia junto con su clima, paisaje, recurso hídrico y otras características, lo hacen atractivo para el turismo.

Historia 

En la época precolombina, el territorio del actual municipio de San Francisco estuvo habitado por los indios Panches, que pertenecían a la familia Caribe, y por los Muiscas, de la familia Chibcha. Estos últimos se situaron hacia la parte sur-oriental del actual municipio, en el sector fronterizo con el municipio de El Rosal, donde establecieron un fuerte para evitar las incursiones de los panches al Zipazgo, en la Confederación Muisca.

Hacia 1603, tras la fundación del municipio de Tenjo, se crearon seis encomiendas hacia donde fueron trasladados los indios de esa zona. Una de las encomiendas fue asignada a don Juan de Vera, quien llamó a su propiedad Chinga Fría, en El Rosal; el nombre proviene de la palabra chinga, que en lengua muisca quiere decir «braveza». En 1605, cuando se fundó la población vecina de La Vega, le fue permutada a don Juan de Vera su encomienda de Chinga Fría, ubicada en tierras de El Rosal, por otra, que tenía como límites el río San Miguel, el río Cañas y la cordillera de El Tablazo. Esta nueva encomienda fue llamada San José de Chinga Caliente; San José porque se consagró a ese santo, y caliente por distinguirla de su anterior propiedad en tierra fría. Posteriormente, hacia 1750, estos terrenos fueron adquiridos por el señor Pedro Pulido, proveniente del municipio de Tenjo.

En 1828 la señorita Francisca Sánchez, proveniente del municipio de Tabio, compró al señor Pedro Pulido la hacienda San José de Chinga Caliente. Esta señorita contrajo matrimonio con el ciudadano francés Francisco Convers en el año de 1833. A partir de 1850, los esposos determinaron la construcción de la casa que más tarde se llamaría La Carlina, debido a que la mansión de la encomienda se encontraba sumamente deteriorada. Por entonces, los pobladores de esta región se contaban entre ochocientos a mil habitantes. Por lo menos a un tres por ciento de ellos, la explotación de la selva virgen les retribuyó con creces sus esfuerzos, y a los demás les proporcionó para una existencia cómoda. El creciente poblamiento de la comarca hizo sentir la necesidad de crear un centro urbano que concentrara a las autoridades civiles, ya que para solucionar este tipo de asuntos era muy distante desplazarse hasta La Vega.

En 1855, fue designado como Párroco de La Vega el Padre Santos María Camero, egresado de la Comunidad Agustiniana y natural de Caparrapí. Días después de su posesión, fue invitado al sector de Chinga Caliente para suministrar los santos óleos a un moribundo. Viniendo de La Vega, al despuntar el Alto de Minas, quedó encantado con la hermosa planicie que se abría ante sus ojos. En breves días se hizo vocero del sentir de todos los vecinos del sector; se presentó ante la señora Francisca Sánchez de Convers, dueña de esas tierras, a quien le solicitó le donara a la Iglesia el lote donde deseaba levantar un caserío que sirviera de centro a la Parroquia que pensaba establecer, a lo cual ella accedió.


Hacia el año 1856, el padre Santos María Camero dirigió la parcelación de cuarenta y un lotes sobre el camino de herradura que conducía a las montañas del Yaque, en los cuales se construyeron veinte casas pajizas en tierra pisada y teja de barro.


El 29 de enero de 1857 llegó a este caserío una comisión encabezada por el sacerdote de Funza, Pío Molano, su secretario, el alcalde de La Vega y su párroco Santos María Camero, con el objetivo de estudiar la elevación del caserío a cabecera municipal. En el caserío los esperaban los esposos Francisco Convers y Francisca Sánchez, Jacobo Agustín Flórez, Dámaso Vega, Bernardo y Lorenzo Alvarado, Rafael Luque, Antonio Gaitán, Antonio Perea, Aniceto Calderón, Custodio Barona, Manuel Spira, Ciriaco Contreras, Abraham Cruz y Felipe León, entre otros.




La coincidencia de ser esta la fecha en que la Iglesia celebra la fiesta de San Francisco de Sales, de llamarse Francisca y Francisco los esposos benefactores y que el Santo era compatriota de Francisco Convers, fueron circunstancias muy comentadas y celebradas por los concurrentes, quienes en tal virtud acordaron que la población llevaría el nombre de San Francisco de Sales, y que la Parroquia tuviera como patrono al santo del mismo nombre.


Tal sería el informe que el ilustrísimo Arzobispo de Bogotá, Antonio Herrán, declaró constituida la Parroquia por Decreto Episcopal del 15 de agosto de 1857, nombrando como Párroco a su propio fundador, el Padre Santos María Camero. Luego, el mismo sacerdote asesorado por sus parroquianos presentó el proyecto de constitución de este nuevo municipio, ante la Asamblea del Estado Soberano de Cundinamarca. La Asamblea del Estado de Cundinamarca debatió el proyecto y lo aprobó el 21 de noviembre de 1857, erigiendo un nuevo municipio en el Departamento de Zipaquirá, entre los municipios de Subachoque y La Vega, denominado San Francisco, ordenando ampliar en nueve hectáreas más el terreno del poblado. Así mismo, ordena construir las oficinas públicas y la cárcel, a fin de poder nombrar Autoridades Civiles.

0

Deja un comentario

Debes estar registrado para publicar un comentario. Regístrate Aquí
De 22 NOV al NOV
no
San Francisco
no

Próximos Eventos

Eventos destacados Sibaté

Cargando...