Cundinamarca Noticias NOTICIAS Venecia Noticias

La ACPC realizó en Venecia actividades que le apuestan al perdón y a la reconciliación

La Agencia de Cundinamarca para la Paz y la Convivencia, ACPC, adelantó en el municipio de Venecia la Jornada pedagógica de sensibilización frente a los Trabajos, Obras y Actividades con contenido Reparador- Restaurador, TOAR, que buscan crear espacios donde exista una interacción entre víctimas y excombatientes de las FARC en proceso de reincorporación.

En ese sentido, lo que se busca con estas actividades, es trabajar con un propósito en común encaminado a la reconstrucción del tejido social, la reparación, el progreso de los territorios y la consolidación de escenarios de paz y sana convivencia.

“Estos procesos de integración propician manifestaciones de perdón y aportan a la ejecución de actividades y acciones en beneficio de la comunidad a la cual estamos apoyando, como garantía de no repetición y consolidación de la paz en Venecia, uno de los municipios más golpeados por el conflicto armado en el departamento de Cundinamarca”, expresó la asesora de la ACPC, Martha Lucía Zamora.

Así las cosas, la jornada pedagógica se llevó acabo en dos etapas de manera conjunta con la Alcaldía Municipal de Venecia, la Segunda Misión de Verificación de la Organización de Naciones Unidas, la Justicia Especial para la Paz, JEP, y la Agencia Nacional de Reincorporación ARN.

Durante la mañana se desarrolló un proceso de sensibilización con víctimas del conflicto armado y en la tarde con el grupo de excombatientes FARC con el propósito de generar acercamientos e indagar sobre las problemáticas, sentimientos, inquietudes y opiniones que existen en cada uno de estos grupos poblacionales.

Esta propuesta puede explicarse a través de una analogía con el proceso de cultivo, en el cual antes de sembrar la semilla es importante preparar el terreno, teniendo en cuenta todas las externalidades y factores que puedan incidir en su crecimiento.

De igual forma es el desarrollo de este proceso pedagógico, que inicia con la disposición y alistamiento de los actores institucionales y comunitarios que formarán parte de los TOAR, para posteriormente avanzar en la siembra de esa semilla que pretende germinar en las personas más afectadas por el conflicto armado, en busca de transformar positivamente sus realidades a partir de pequeñas acciones que contribuyan a sanar sus corazones, fortalecer el diálogo,  poner en práctica el perdón y apostarle a la reconciliación.

Lo anterior enmarcado en la meta 157 del Plan de Desarrollo Departamental Cundinamarca ¡Región que progresa!, por medio de la cual se busca implementar en las 15 provincias una estrategia para la promoción de la cultura de paz.

Fuente: Gobernación de Cundinamarca

Comparte este articulo...

Slide