Imagen: CAR
Fúquene Turismo

Laguna de Fúquene

Este majestuoso espejo de agua, lo pueden encontrar turistas y propios en la vía que comunica al municipio de Susa, Cundinamarca

Según cuenta la leyenda, oculto bajo las aguas y dispuesto a defender de los Muzos, sus dominios en el valle de Ubaté y Chiquinquirá, permanece Fu, el dios tutelar de las aguas de esta Laguna y alli acuden propios y visitantes para disfrutar de las numerosas islas, como la isla del Santuario, practicar deportes o celebrar el festival de la laguna.

La más importante del departamento teniendo en cuenta su extensión, la fuente de la que depende la fertilidad del valle de Ubaté y poblada de numerosas islas, una de ellas fue santuario de los muiscas; además , existían varios adoratorios atendidos por cien sacerdotes, así como un templo que seguramente, así como un templo que seguramente fue erigido a Fu, un dios con cabeza y cola de zorro y figura humana que personificaba al mismo demonio.

De ser una isla “endemoniada” se convirtió en un centro de recogimiento cultural-poético; cuando la adquirió Antonio ferro, contertulio de la Gruta Simbólica, construyó en ella una hermosa casa y diversos senderos que cruzaban la isla por todas partes, a lo que bautizó con nombres de destacados personajes del mundo literario nacional de aquella época. En la actualidad está en manos del Instituto Agustín Codazzi, quienes la utilizan para experimentación geofísica.

Un paseo de recreo y descanso por sus apacibles paisajes es una buena alternativa de esparcimiento y deleite con la naturaleza.

Fuente: Alcaldía de Fúquene

Slide

La Guia Cundinamarca